Apoyemos a la Casa de los Pobres en la Campaña de la Caridad

 

Tijuana, B.C.- La Casa de los Pobres, que atiende a miles de personas con alimentos, despensas, atención médica, ropa y zapatos, solicita el apoyo de la comunidad en esta Campaña de la Caridad para seguir ayudando a quienes más lo necesitan.

“Nosotros ya hace algunos años que venimos pidiendo su apoyo en este tiempo de Cuaresma a la comunidad de Tijuana para continuar la labor de Casa de los Pobres, ya que desde 1957 su misión principal es servir a los pobres por medio de las obras de la caridad y de misericordia en el espíritu de San Francisco de Asís, que es con compasión y amor”, dijo la encargada del Área Social de la Casa de los Pobres, Hna. Gudelia Betanzos, Misionera Franciscana de Nuestra Señora de la Paz.

El objetivo de la Casa de los Pobres es proveer a los más necesitados sus necesidades básicas y así levantar su dignidad, para que puedan depender de su propio esfuerzo y trabajo para sus propias vidas y las de sus familias.

“Y que sepan que son muy amados hijos de Dios, pero para cumplir esta misión la Casa de los Pobres y las hermanas de la Casa de los Pobres pedimos a toda la comunidad de Tijuana nos apoye durante esta Cuaresma con comida para nuestros comedores”, mencionó la religiosa.

Los donativos que pueden hacer son de arroz, frijol, azúcar, café, pastas, aceite para cocinar, avena, papas y atún, entre otros alimentos.

El pasado mes de enero la Casa de los Pobres atendió a 26 mil personas y en febrero 20 mil de todas las edades en el desayunador, el cual está abierto de 7:30 a 11:00 a.m. y los martes y jueves dan un pequeño lonche a la 1:00 p.m.; mientras que en la clínica 1270 personas donde ofrecen los servicios de medicina general, dermatología y pediatría, donde los atienden de las 8:00 a.m. a 4:00 p.m. de lunes a viernes.

También los jueves entregan despensas y en febrero beneficiaron a 2 mil 650 familias de todas las partes de la ciudad. Y en la ropería apoyaron a 1 mil 160 familias.

Diariamente reciben a personas deportadas y que no tienen donde dormir, por ello las religiosas los apoyan con el transporte para que puedan llegar a la Casa del Migrante u otro albergue cercano al centro de la ciudad.

“Nosotros nos hemos dado a la tarea de salir a buscar a los pobres como nos dice el Papa Francisco, de salir a su encuentro, y por eso nosotros disponemos de personas y junto con nosotras vamos a las periferias como son las colonias El Niño, la colonia Alamar, El Cañón de las Carretas, Rancho las Flores donde vamos con nuestro transporte llevando comida, llevando pan, llevando cobijas en este tiempo invernal, lonas también para sus casitas”, compartió la Hna. Gudelia.

Dos o tres veces al mes están yendo a las colonias a apoyar a quienes más lo necesitan, ya que por la lejanía de sus hogares no pueden acudir a la Casa de los Pobres porque no tienen para pagar el transporte. La mayoría de las colonias que han visitado carecen de agua y luz eléctrica.

Agradece a quienes los apoyan en esta gran labor, y considera que Tijuana es una ciudad sensible y generosa porque muchos de sus habitantes son migrantes, por lo que ayudan a quienes al igual que ellos no tenían nada cuando llegaron.

“Aquí estamos, pueden visitarnos, pueden compartir lo que ellos puedan ayudar, porque a veces sus necesidades son fuertes. Esperamos que siempre haya algo para los pobres”, destacó la religiosa.

La Casa de los Pobres está ubicada en la Calle Génova No. 6511 en la Colonia Altamira.

Para mayor información pueden comunicarse con la Hna. Gudelia Betanzos al teléfono 6871340.

 

Podría también gustarte...