Celebra Seminario Diocesano de Tijuana 79 años de fundación

Pastoral de la Comunicación.- La Inmaculada Concepción de María es el dogma de fe que declara que, por una gracia singular de Dios, María fue preservada de todo pecado, desde su concepción. Esta solemnidad la Iglesia Universal la celebra cada 8 de diciembre.

En este tenor la comunidad del Alma Mater del Seminario Diocesano de Tijuana, llevó a cabo la Eucaristía, con motivo del 79 aniversario de su fundación, que coincide con el día de la Inmaculada Concepción de María, la celebración se vivió en el Santuario de Nstra. Sra. del Sagrado Corazón, calle 10 y Ocampo, el pasado lunes 9 de diciembre, a las 12:00 p.m. Presidió el Excmo. Sr. Arzobispo Francisco Moreno Barrón, concelebrando parte del presbiterio de la Arquidiócesis de Tijuana.

En el 79 aniversario del Seminario Diocesano, el Señor Arzobispo Francisco Moreno Barrón presentó como ofrenda a Nuestra Madre la Santísima Virgen María en su Ministerio de la Inmaculada Concepción la ofrenda de los jóvenes seminaristas del curso introductorio que este día recibieron su sotana, así como aquellos que son instituidos como lectores, acólitos o admitidos a las ordenes sagradas.

El Sr. Arzobispo Francisco Moreno Barrón dijo a los presenten en la Homilía: “Jesús es el objeto de nuestra fe, a quien nos conduce María, por otra parte, nos invita San Pablo: ‘La vocación de todo bautizado es la santidad, aspirar a la perfección, llevar una vida merecida de la gracia de Dios’. En este sentido, el Papa Francisco decía sobre el Seminario, que es una casa muy importante en la vida de la Diócesis y debe tener las siguientes características: 1. El seminario es casa de oración. Que importante es que es esta casa se fomente el encuentro con Jesús y con el hermano en la oración comunitaria. Deseo que tengan momentos de intimidad con Jesús en el Sagrario 2. El seminario es casa de estudio. Estudio que no solo lleven al conocimiento, sino estudios que permitan que ustedes se enriquezcan como personas de fe y puedan razón de ella. Y que lo que ustedes han recibido lo compartan de manera sencilla con el pueblo de Dios. Que ustedes sean mensajeros del amor Encarnado. 3. El Seminario es casa de comunión. Es importante que ustedes aprendan a vivir en relación en comunión con Cristo y la Iglesia formando una relación sana entre todos. El seminario de debe distinguir por el lugar donde todos viven unidos en el amor. El equipo formador entre sí, los seminaristas entre sí y todos unidos en comunión a la Iglesia”.

El Arzobispo invito a los presentes entre los que se encontraban amigos y familiares del seminario que oraran con fervor por ellos, pues en un futuro ellos serían los que formarían al pueblo de Dios.

“Hoy en este 79 aniversario del seminario – Continuó el Arzobispo – quiero animarlos a que, con el ejemplo de los jóvenes que tomas su sotana que reciben el lectorado, acolitado o son admitidos a las ordenes sagradas, que todos redoblen esfuerzos y compromiso en su vocación, ustedes son el rostro del seminario, que se vaya formando en ustedes Cristo Sacerdote. Le pedimos a María Inmaculada, la creatura más hermosa que salió de las manos de Dios que siga caminando con nosotros en la historia de nuestro Seminario”. Concluyó dirigiéndose a los seminaristas.

Podría también gustarte...