COMUNICADO A LA ARQUIDIÓCESIS DE TIJUANA

Ante la actual contingencia del coronavirus, sin alarmismos y como medida de prevención, pido a los sacerdotes de la Arquidiócesis de Tijuana que motiven a sus comunidades, para que atiendan las indicaciones de las autoridades de salud.

En relación con la Santa Misa, con prudencia y caridad pastoral y mientras dura esta contingencia, pondrán en práctica las siguientes disposiciones:

  1. Es conveniente que no participen en la Eucaristía quienes tengan alguna manifestación notable de enfermedad en las vías respiratorias, como: flujo nasal, tos, fiebre, estornudos, etc. Basta que ofrezcan a Dios y vivan con gozo su sufrimiento.
  2. Antes de iniciar la Santa Misa, el sacerdote lavará cuidadosamente sus manos y aplicará en ellas “gel antibacterial”.
  3. El saludo de la paz no se dará con la mano. Se dará tan solo a quienes estén a su lado, con una leve inclinación de cabeza y diciendo: “la paz sea contigo” y respondiendo: “y con tu espíritu”.
  4. Quienes estén debidamente preparados, recibirán con mucha devoción la Sagrada Comunión, colocando la palma de la mano izquierda arriba y la palma de la derecha abajo, como haciendo un trono a Jesús Sacramentado, e inmediatamente tomarán la Hostia Consagrada con los dedos de la mano derecha y la comerán delante del sacerdote o ministro extraordinario de la Comunión, cuidando que no queden partículas en la palma de su mano ni en sus dedos.
  5. Para ello, el sacerdote explique con detalle a toda la asamblea la forma en que se va a comulgar, y algunos ministros extraordinarios de la Comunión, acólitos instituidos y/o catequistas estén al pendiente de que las personas lleven preparado con sus manos ese signo de amor y acogida a Jesús Sacramentado.
  6. También los ministros extraordinarios de la Comunión, en su servicio a los enfermos y ancianitos, aplicarán estas disposiciones.

Esta contingencia es una excelente oportunidad para catequizar a nuestra gente sobre el sacramento de la Eucaristía, que nos nutre en la unidad y nos dispone a la caridad con nuestros hermanos.

Exhorto a todos los católicos a que reciban con amor estas  disposiciones pastorales, a orar  por quienes han muerto a consecuencia del coronavirus y a implorar a Dios la salud de nuestros pueblos y comunidades.

Este mensaje deberá leerse y explicarse a los fieles en las misas de los domingos 01 y 08 de marzo del presente.

Servidor en Cristo Jesús…

 

 

+Mons. Francisco Moreno Barrón

Arzobispo de Tijuana

 

Tijuana, B.C., febrero 29 de 2020

Podría también gustarte...