En la recta final de la Cuaresma: “Dejar entrar el perdón de Dios, para perdonar a los demás”

Pastoral de la Comunicación.- El Papa Francisco en sus homilías matutinas de Casa Santa Marta ha meditado diversas temáticas, a propósito del tiempo de cuaresma se destacan algunas referencias sobre el perdón, la reconciliación y la misericordia que en esta última semana de cuaresma camino a la Pascua, pueden ser una oportunidad para fortalecer la vida espiritual.

“Dejar entrar el perdón de Dios, para perdonar a los demás «Pedir perdón no es un simple pedir disculpas». No es fácil, así como «no es fácil recibir el perdón de Dios: no porque Él no quiera dárnoslo, sino porque nosotros cerramos la puerta no perdonando» a los demás. (…)”

“El cristiano llamado a «perdonar», no simplemente de pedir disculpas por un error: perdonar «a quien me ha ofendido, a quien me hizo mal, a quien con su maldad hirió mi vida, mi corazón». He aquí entonces la pregunta para cada uno de nosotros: ¿Cuál es la medida de mi perdón?”.

“Dios siempre perdona, siempre”, pero pide que también yo perdone, porque «si yo no perdono», en cierto sentido es como si cerrase «la puerta al perdón de Dios». Una puerta, en cambio, que debemos mantener abierta: dejemos entrar el perdón de Dios a fin de que podamos perdonar a los demás”.

“En el misterio del perdón es necesario pedir a Dios «la gracia de la vergüenza», porque es una gran gracia avergonzarse de los propios pecados y así recibir el perdón y la generosidad de darlo a los demás”.

“Alguien podría objetar: «Padre, yo perdono, pero no puedo olvidar el mal que me ha hecho…». La respuesta es: «Pide al Señor que te ayude a olvidar»…es verdad que «se puede perdonar, pero olvidar no siempre se logra», seguramente no se puede aceptar la actitud del «“perdonar” y “me la pagarás”». Es necesario, en cambio, «perdonar como perdona Dios», quien «perdona al máximo».

(De las Homilías en Santa Marta (10.III.15, 1.III.16 y 21.III.17)

 

Podría también gustarte...