Encuentro del Consejo de Presidencia, del Consejo Permanente, de los Cardenales con el Presidente

México, D.F., 10 de marzo de 2015

CEM B. 182 / 2015

 

Encuentro del Consejo de Presidencia, del Consejo Permanente, de los Cardenales y Arzobispos de México con el Presidente de la República

 

 

 

 

 

El día de hoy, el Presidente Enrique Peña Nieto, acompañado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se reunió en la Residencia Oficial de Los Pinos con el Consejo de Presidencia y el Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), así como con los cardenales Norberto Rivera Carrera y Alberto Suárez Inda, algunos arzobispos y el Nuncio Apostólico, Mons. Christophe Pierre.

 

En el encuentro, el Presidente Peña, destacando que sólo un país que produce riqueza y que crece económicamente puede generar mayor bienestar para la población, compartió los avances en las cinco prioridades que tiene el Gobierno de la República: fortalecimiento del Estado de Derecho, combate a la corrupción, poner las reformas estructurales en acción, impulsar la estabilidad macroeconómica y atender los desequilibrios regionales.

 

Por su parte, el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la CEM, agradeció a nombre de los obispos presentes la invitación a convivir y a entablar un diálogo institucional y constructivo a favor de México. Reconoció los logros alcanzados por el Presidente de la República y los miembros de su Gabinete, en medio de una situación difícil por múltiples problemas añejos y un contexto global complejo.

 

Destacó el reconocimiento que el Ejecutivo ha hecho de algunas situaciones que han producido una falta de confianza y de credibilidad, y señaló que es a partir de este reconocimiento que se puede rectificar el rumbo, definir nuevas acciones, crecer en la coherencia y buscar nuevas formas de diálogo y acuerdo con la sociedad, y hacer prevalecer el Estado de derecho.

 

El Presidente de la CEM manifestó la disponibilidad de la Iglesia Católica, no obstante algunas carencias humanas, a seguir contribuyendo en aquellas iniciativas y trabajos encaminados al reconocimiento, respeto, promoción y defensa de la vida, la dignidad, los derechos y los deberes de toda persona, y a su desarrollo integral, en un ambiente de verdad, libertad, justicia, reconciliación y paz, a fin de brindar un aporte positivo a los múltiples esfuerzos de una sociedad plural en la construcción de un México mejor para todos.

 

En diálogo abierto, algunos obispos expusieron temas que inquietan a la sociedad, y exhortaron al Presidente de la República a continuar con los esfuerzos necesarios para bien de todos los mexicanos, a lo que el Ejecutivo respondió que no va a claudicar, y les pidió sembrar confianza y buen ánimo entre las familias mexicanas.

 

Podría también gustarte...