Jesús Sacramentado recorre calles y avenidas de Tijuana para bendecir a su pueblo peregrino

“Jesús Sacramentado como cuando estuvo en la tierra se acerca a los enfermos, a los abandonados, a los pecadores, dándoles la esperanza de una vida fraterna y de paz”.  Arzobispo Francisco Moreno Barrón

Pastoral para la Comunicación. – El día domingo 08 de marzo miles de fieles de la Arquidiócesis de Tijuana, de la sociedad y diversas Instituciones acompañaron en multitudinaria procesión al Santísimo Sacramento por las calles de la ciudad, como parte de la celebración de la XX Marcha por la Vida y la paz que coordina la Pastoral Educativa a cargo del Pbro. Benigno Medrano Flores.

Con una monumental custodia visible a varios kilómetros que resguardaba el Cuerpo de Cristo y colocada sobre un carro alegórico preparado con suficiente espacio para hombres y mujeres laicos, consagrados, familias y jóvenes que pudieron adorar a Jesús Sacramentado -quienes- mientras avanzaba la Marcha continuaban en actitud orante por todas las intenciones de nuestra comunidad social y eclesial.

Desde muy temprano los peregrinos se congregaron en la calle Santa María, aledaña al ex toreo para junto con el Sr. Arzobispo Francisco Moreno Barrón dar inicio la XX Marcha por la Vida y la Paz, siendo el primer momento la exposición del Santísimo Sacramento y continuando con una reflexión sobre el Evangelio de S. Juan 14, 27 acentuando el sentido de la auténtica paz donde se afirma: “No pierdan la paz”.

El Arzobispo frente a la Eucaristía exhortó: “Los invito a proclamar y vivir los valores del Evangelio, de la verdad, de la justicia, del amor y de la paz. Jesús nos asegura que vamos peregrinos en este mundo y que Él ha ido al Padre para prepararnos un lugar, que nosotros vamos de paso en esta historia de la humanidad, camino a cielos nuevos y tierra nueva y en este peregrinar, Él no quiere imponernos la paz, sino que nosotros seamos constructores de ella, por ello, al mismo tiempo que le pedimos la paz para Baja California, para Tijuana, nos comprometemos a construirla, con los pequeños gestos a las personas que nos rodean”.

El Papa Francisco en su Exhortación ‘Laudato Si’, considera que la Adoración Eucarística es centro de la vida de todo cristiano.

De esta forma peregrinando con Jesús Sacramentado los asistentes pudieron alabarle y elevar sus oraciones, alabanzas, reflexiones y otras expresiones al Cuerpo, Alma y Divinidad de Jesucristo. Mientras transcurría la Marcha muchos que transitaban por las calles saludaban y se persignaban al paso de la Eucaristía, otros más tocaban el claxon en señal de aprobación, otros más esperaban pacientemente y con reverencia el paso de Jesucristo en la Hostia Consagrada.

El Santísimo expuesto salió de la calle Sta. María a las 8:50 am a Cuauhtémoc Sur, por Zona Río, paseo de los Héroes, Abelardo L Rodríguez para retomar Av. Agua Caliente donde culminó en el último momento que es la celebración Eucarística que presidió el Arzobispo Francisco Moreno Barrón en el Auditorio Municipal.

Jesús Sacramentado en este recorrido, como cuando estuvo en la tierra se acerca a los enfermos, a los abandonados, a los pecadores, dándoles la esperanza de una vida fraterna y de paz. Apuntó el Sr. Arzobispo Francisco Moreno Barrón, al finalizar la Marcha (peregrinación).

Podría también gustarte...