La importante participación de los laicos en la Iglesia

 

Tijuana, B. C.- La Arquidiócesis de Tijuana, a través del área de Movimientos y Asociaciones Laicales, que coordina el Presbítero Miguel Ángel Sánchez Zapata, ofrece diversos servicios a la comunidad en el área espiritual y social.

            “Los movimientos están conformados por todos los laicos que están comprometidos con su fe. Existen muchos tipos de movimientos. Están movimientos que están enfocados en ayudar a los niños, a los adolescentes, a los jóvenes, a los matrimonios, a las parejas que están en conflicto, hay quienes atienden a los hermanos que sufren, que están en la cárcel o en las adicciones, o incluso a los problemas de migrante”, dijo el padre Miguel Ángel.

            También explicó el sacerdote que los laicos son todos los fieles laicos bautizados que no pertenecen al clero, que no son religiosos (as) ni sacerdotes. Pero que tienen una espiritualidad y carisma apoyando en las necesidades de la comunidad, y en muchos casos su fundador es quien marca las pautas de espiritualidad.

            Ejemplificó el caso del Movimiento Regnium Christi, Movimiento Familiar Cristiano, Cursillos de Cristiandad, Jornadas de Oración, Talleres de Oración y vida, etcétera.

            “Estos movimientos se comprometen en el ámbito de la oración y de la acción, hacen un apostolado dentro de la Iglesia. Y se llaman movimientos porque ponen en movimiento a la Iglesia. Son los laicos comprometidos con los que cuenta una diócesis para organizar grandes eventos masivos, y entonces son como la sal y la luz en el mundo porque se comprometen no sólo hacia el interior de la Iglesia, sino también se comprometen a ejercer un liderazgo en donde quiera que están: en su trabajo, si son políticos, están comprometidos en los medios de comunicación. De tal manera que ellos son quienes dan el rostro de la Iglesia hacia fuera”, destacó el encargado.

            Aclaró el padre Miguel Ángel que todos son Iglesia: sacerdotes, religiosos (as) y laicos.

            En 1965 empezó el impulso del apostolado de los laicos en la Iglesia con el Concilio Vaticano II, y actualmente están siendo apoyados por el Papa Francisco.

            El sacerdote invita a todos los católicos a acercarse a sus respectivas parroquias para que se informen de los movimientos que están trabajando en dicha jurisdicción, y si tienen algún problema con mayor razón los invita a acercarse.

            Pero si desean ayudar a los demás a través de los diferentes movimientos y grupos pueden incorporarse a los laicos que ya realizan algún apostolado en la Iglesia, viviendo su compromiso de bautizados.

 

Podría también gustarte...