Los Movimientos y Asociaciones de fieles en la Arquidiócesis “son un camino para vivir el compromiso bautismal en la Iglesia y sociedad”

Pastoral para la Comunicación. – Los Movimientos Laicales, son asociación de fieles que nacen con un carisma y con un apostolado que enriquecen la vida de la Iglesia y se llaman Movimientos porque la centralidad es vivir la dinámica de la fe y de su compromiso bautismal, de tal manera que habiendo una variedad de carismas los laicos puedan elegir a través de cuál de ellos realizan su servicio u apostolado en la Iglesia y a la sociedad.

En entrevista con el Responsable de los Movimientos y Asociaciones Laicales, P Miguel Ángel Sánchez compartió que en la Arquidiócesis de Tijuana existen 60 Movimientos registrados, sin embargo, en la reunión mensual del Consejo de Movimientos y Asociaciones Laicales COMLA asisten más de 30 Movimientos. La reunión mensual consiste en 2 partes, la formativa y la informativa. La Formación consiste en actualizar a los asistentes en los temas actuales de la vida de la Iglesia y del mundo. La información en darles a conocer el caminar pastoral de la Arquidiócesis para que ellos se integren a los trabajos y proyectos de la misma, este espacio también es oportuno para que los Movimientos nos informen a nosotros qué es lo que están haciendo. Cada Movimiento debe contar con un asesor, eso es una garantía que el Movimiento en todo cuanto trabaje está en comunión con la Vida Eclesial. Se puede decir que los Movimientos son los laicos más comprometidos dentro de la Iglesia.

Dentro de la Iglesia hay Movimiento dedicados a la atención de adolescentes, especializados en jóvenes, en la Evangelización o Movimientos que se dedican solo a la oración y aquellos que hacen un trabajo concreto con Migrantes, con los pobres. Estas asociaciones son un camino para servir a través de la Iglesia, siendo así lo importante no es el Movimiento, lo esencial es que el Movimiento se comprometa a vivir el Bautismo con el carisma con el que mejor te identifiques.

“En los nueve años que tengo frente a los Movimientos Laicales he visto cambios importantes en ellos, pues al principio los sentía como pequeñas islas, donde cada uno hacía su proyecto, muy independientes y a veces poco enterados del trabajo diocesano y el gran desafío es instruirlos en que lo más importante en términos teológicos es la construcción del reino de Dios que es la Misión misma de la Iglesia’’.

El Consejo de Movimientos Laicales es un organismo a través del cual ellos se vinculan con la Diócesis, dijo el Pbro. Miguel Ángel Sánchez. Desde el cual, reflexionamos e impulsamos una cercanía con el Presbiterio ya que “el sacerdote está llamado a conocer, amar y aceptar a los Movimientos de laicos, lo cual es un desafío” -dijo el Pbro. Miguel Ángel Sánchez- respetar su carisma, su espiritualidad, dejándoles el espacio en las parroquias para que ellos hagan su función, es un proceso de educación tanto en los laicos como en los sacerdotes.

En la Arquidiócesis de Tijuana se está trabajando en la realización de un archivo físico para cada Movimiento, donde se contará con documentación respecto a su Movimiento, Asociaciones, Comunidades, etc. sea de Derecho Diocesano, Pontificio, Movimientos Internacionales. Incluirá este archivo: los estatutos, número de miembros activos, concretamente su apostolado, sectores trabajando dentro de la Arquidiócesis, etc. Para esta labor se colabora con la ayuda de dos matrimonios, el Secretario Canciller, P. José Velasco y el P. Miguel Ángel, conformando  el “Equipo Administrativo del COMLA”, dando ya el primer paso para el archivo que fue entregar por Movimiento un cuestionario llamado ‘Identidad’ que en sus respuestas debe describir quiénes son y qué hacen los Movimientos, posteriormente se analizarán detenidamente los estatutos propios de los grupos laicales, y así seguirán paso por paso, siguiendo el Derecho Canónico con el fin de clarificar en sentido canónico y pastoral la identidad de dichos movimientos frente a otras opciones que provocan incertidumbre, duda, u otros intereses, etc.

Por último el P. Miguel Ángel Sánchez compartió que la “primera y gran riqueza que en estos nueve años me ha dejado esta experiencia pastoral es  conocer la vida tan hermosa de los laicos, como lo ha dicho el Papa Francisco y Nuestro Arzobispo Don Francisco Moreno Barrón, el laicos es el protagonista de la Iglesia, tiene un compromiso bautismal que ha sostenido la vida de la Iglesia, he aprendido a amar al laico, a valorar su tiempo, su generosidad, saben dar gran testimonio a los consagrados, tenemos una gran riqueza en los laicos. Lo que yo he dado a ellos es tomarles en cuenta, integrarlos en todo momento en la vida eclesial, hemos dado en todo este tiempo el ciento por uno en el acompañamiento a ellos. Hemos tratado que se respete su lugar dentro de la Iglesia como laicos comprometidos y Movimientos establecidos en la Arquidiócesis”.

Podría también gustarte...