La maternidad, don espiritual

 

          El día de las madres, festividad en México, es celebrada por todos los hijos a sus mamás, como un homenaje y agradecimiento por darles la vida y la formación como co-creadora con Dios.        

          “Dios mismo quiso tener una mamá. Él mismo no quiso privarse de esta experiencia que cada uno de nosotros puede de manera especial entender. No hay palabras, no hay expresiones que agoten realmente la experiencia de la maternidad y de ser madre, y de tener ese vínculo tan fuerte con una madre, que Dios mismo, el Hijo de Dios, Jesús quiso tener esa experiencia de ser concebido, de ser traído a este mundo a través de la experiencia de la maternidad y respetar esa experiencia de proceso de nueve meses en el seno de una mujer llamada María de Nazaret”, comentó el Presbítero Israel Ángeles Gil, Vicario de la Parroquia San Martín Caballero.        

          La Iglesia Católica a nivel mundial dedica el mes de mayo para celebrar a la Virgen María con un sentido maternal, celebración que se extiende a todas las mamás. A la Virgen diariamente muchos niños le ofrecen flores, durante el rezo de rosario.        

          Explicó que el camino de la Biblia inicia con una mujer y termina con una mujer, es decir, el libro del Génesis comienza con Eva, y en el Nuevo Testamento la vida de Jesús termina con  su resurrección, mensaje que fue llevado a los apóstoles por María Magdalena.        

          Porque la vida de Jesús siempre está impregnada de la experiencia de la mujer, quien tiene un proyecto en el camino de Dios y está bien definido: ser discípula, ser madre y seguidora de Cristo. Ésto a través de la concepción de sus hijos, educándolos y guiándolos.        

          “La maternidad es una experiencia que no solamente impacta biológicamente la vida de una mujer, sino también la vida espiritual, la vida de dentro, la vida del corazón porque sólo Dios ha puesto en el corazón de la mujer la capacidad de la ternura y de la maternidad”, destacó el sacerdote.

         Esta festividad abarca a todas las madres en diferentes realidades como a las madres solteras, quienes se sacrifican por sacar adelante una familia, dijo el padre Ángeles, en las madres que creen en la familia y con su alegría, optimismo y experiencia de Dios en su corazón hacen de la maternidad un tesoro.        

          Finalmente dijo que el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, les envía un saludo y bendiciones a todas las mamás.

Podría también gustarte...