Mensaje de Beata Teresa de Calcuta para el mundo de hoy

“Ven sé mi Luz”

En estos días, como lo hemos visto en los medios de comunicación, se ha desatado una horrenda persecución contra la iglesia. El enemigo ha querido distraer la atención que debería estar puesta en lo que la iglesia celebra en estos días.  Estamos en Semana Santa, la gran semana, la semana mayor. ¿Qué significado tiene para nosotros esta semana? Beata Teresa de Calcuta veía esta semana precisamente como la semana que mejor revela el misterio del amor sediento de Dios, del anhelo infinito de Dios por el hombre. Esa gracia que ella tuvo y que se sintió llamada a proclamar a otros con su vida y palabras, la podemos en una forma especial pedir para nosotros durante esta Semana. Ellas nos decía: “Los misterios… de la Semana Santa y de la Pascua…, [son los que] mejor revelan la profundidad de la sed de Dios de atraernos de nuevo a su amor; el misterio que nosotros…, los Portadores del amor de Dios estamos llamados, de una manera especial, a contemplar, a experimentar, a saciar y a proclamar.  (Carta de Beata Teresa de Calcuta, 29 de marzo 1996) Dios tiene sed, Dios anhela que el hombre vuelva a su amor, que tú y yo nos dejemos amar, abrazar por él. Beata teresa de Calcuta era consciente que ella era llamada a ser portadora de ese amor, esa era su vocación, pero de alguna manera esa es la vocación de todo cristiano. Este mundo, que vive en la oscuridad de la negación de Dios, necesita más que nunca saber, conocer, en forma experimental, ese amor, ese anhelo, esa sed infinita de Dios. Por eso este mundo necesita que seamos esas lámparas, que iluminen la oscuridad del mundo, llevando la luz de esa buena noticia. Pero no podremos dar algo que no tenemos, necesitamos primero en la contemplación de los Misterio de la cruz, en una actitud silenciosa y orante experimentar nosotros mismo aquello que proclamaremos a los otros. Para poder ser portador de esta gracia, de esta luz, de este anhelo infinito de amar  y ser amado debemos primero experimentarlo nosotros mismo. La beata Teresa nos dice como: “Que cerca debemos estar de María Santísima quien entendió la profundidad del amor divino que era revelada mientras ella estaba al pie de la cruz y  escuchó a Jesús gritar, ‘Tengo sed’” (Carta de Beata Teresa de Calcuta,  29 de marzo 1996) Debemos pasar esta Semana especialmente al pie de la Cruz con María, y escuchar así ese grito, que es la ventana al Misterio del Corazón de Dios, ‘Tengo Sed’. (Continuará)  

 

Pbro. Sergio Clavijo M.C.

Encargado de la Parroquia Nuestra Señora de la Confianza

itmmcf@gmail.com  

Podría también gustarte...