Votar con responsabilidad

Acercándose ya la fecha en que se llevarán a cabo las elecciones federales, los Obispos de México sienten la obligación de recordar al pueblo el deber de todos los ciudadanos de participar en forma libre y responsable en la elección del futuro presidente.

El derecho al voto de los ciudadanos es un elemento central de participación democrática en las decisiones de gobierno. El voto, además, es un medio para manifestar nuestra aprobación o desaprobación a los candidatos, a los partidos políticos, a los programas que ofrecen y a su desempeño como gobernantes.

Es por eso que el voto debe ser razonado, personal, libre y secreto. Se requiere, por tanto, realizar una seria valoración moral de los candidatos y de las plataformas políticas de los partidos, de tal forma que elijamos a la persona y a los programas que garanticen mejor el bien del país. Necesitamos gobernantes honestos y desinteresados, capaces de construir el bien común.

Estas próximas elecciones revisten una importancia especial porque en ellas se fincará la responsabilidad de conseguir los consensos políticos que permitan las reformas estructurales que tanta falta están haciendo en nuestro país.

Queremos, por ello recordar la enseñanza fundamental del Concilio Vaticano II de que “los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la política” (Ch L 42).

Las elecciones son fuente de legitimidad, la cual a su vez se traduce en condiciones idóneas para la gobernabilidad. Quienes teniendo obligación de votar no lo hacen, ponen en peligro esta gobernabilidad. Las próximas elecciones son una gran oportunidad para dar un paso hacia adelante en la consolidación de la democracia y construir un México más justo.

 

Mons. Salvador Cisneros

Parroquia Santa Teresa de Ávila

Podría también gustarte...