Mensaje de bienvenida de nuestro Arzobispo Francisco a la XXVIII Asamblea Arquidiocesana de Pastoral

ARQUIDIÓCESIS DE TIJUANA

 

XXVIII ASAMBLEA ARQUIDIOCESANA DE PASTORAL

 

 

Al iniciar nuestra XXVIII Asamblea Arquidiocesana  de Pastoral, les doy a todos la más cordial bienvenida.

Bienvenidos mis sacerdotes diocesanos y religiosos que integran el presbiterio de Tijuana. Ustedes hacen presente conmigo a Cristo sacerdote en medio de sus comunidades. Les agradezco su entrega de amor. Sigan empeñados en ser los pastores con olor a oveja.

Bienvenidas, hermanas y hermanos de la vida consagrada. Ustedes son una bendición constante para esta Iglesia particular. Gracias por su gozoso testimonio de fidelidad.

Bienvenidos mis queridos laicos de parroquias, movimientos, asociaciones e institutos de formación, hombres y mujeres, jóvenes y adultos que aman a Cristo y a su Iglesia y que son esperanza cierta de una Iglesia auténticamente misionera en nuestra Arquidiócesis. Su obispo confía en ustedes.

Bienvenidos mis seminaristas de la etapa de teología, que han dicho “sí” a la llamada del Señor y se preparan para tomar el relevo e ir al frente de esta Arquidiócesis. ¡Vayan adelante en la conquista de su ideal!

Esta Asamblea Diocesana de Pastoral es el encuentro de nuestra familia en la fe, que busca hacer la voluntad del Padre Celestial bajo el impulso del Espíritu Santo, que experimenta vivo a Jesús en su corazón y lo quiere proclamar como Señor y Salvador en nuestra sociedad y en el mundo actual.

Nos hemos preparado para esta Asamblea Diocesana de Pastoral con las Pre Asambleas que se realizaron en toda la Diócesis, en Tijuana, Tecate y Rosarito. En este día recogemos los pasos, el caminar de quienes nos antecedieron en la historia pastoral de lo que primero fue un Vicariato Apostólico y luego una Diócesis desde hace 54 años.

Todos nosotros hacemos presente al pueblo de Dios que peregrina en estas tierras bajacalifornianas.

Ustedes representan en esta Asamblea a toda la gente de su parroquia, movimiento, colegio, etc. ¡Qué privilegio y qué grande responsabilidad!

Les exhorto a vivir intensamente esta jornada pastoral, poniendo cada uno su mejor empeño, para corresponder a las gracias que Dios nos tiene preparadas.

Virgen de Loreto, Santa Patrona de nuestra Arquidiócesis de Tijuana, permanece en medio de nosotros, porque donde tú estás no falta nada.

¡Bienvenidos!

 

+ Mons. Francisco Moreno Barrón

Arzobispo de Tijuana

 

 

 

Tijuana, B.C. Abril 27 de 2018

 

Podría también gustarte...