El Arzobispo nombró párroco de Santa Rosa de Lima al Padre Felipe Diosdado

 

Tijuana, B.C.- El Arzobispo Don Rafael Romo Muñoz nombró párroco al Pbro. Felipe Diosdado Hernández de la Parroquia Santa Rosa de Lima, en sustitución del Pbro. Carlos Torres, el miércoles 2 de diciembre a las 5:00 p.m.

Los acompañaron como concelebrantes el Decano, Pbro. Miguel Ángel Sánchez, y el Vicario de la parroquia, Pbro. Ramón Ricardo Sánchez,

El Arzobispo durante la homilía recordó las palabras de San Agustín: “yo con ustedes soy cristiano, pero para ustedes soy obispo”.

“La responsabilidad de las vocaciones es de todos y cada uno de los bautizados. Todos somos responsables de las vocaciones. Todos nos necesitamos. Todos nos necesitamos. Debemos decirle Señor danos vocaciones a la vida religiosa, a la vida sacerdotal, a la vida contemplativa, y también a la vida laical comprometida”, enfatizó Mons. Romo Muñoz.

Y les comentó que el Pbro. Ramón Ricardo Sánchez es el Jefe Eclesial de la Pastoral Vocacional, y su apostolado es conducir la pastoral y motivar a todos a promover las vocaciones, pero la responsabilidad de la promoción es de todos.

También compartió una anécdota que leyó en una revista misional donde una diócesis alemana tenía crisis vocacional por lo cual el obispo estaba muy triste porque el seminario estaba casi vacío, y los sacerdotes eran mayores de edad. Y un matrimonio al oir al obispo decidieron orar por las vocaciones e impulsar este apostolado con los fieles. Por lo que al cabo de unos años al llegar el nuevo obispo encontró un seminario con muchos seminaristas y grupos de sacerdotes jóvenes.

Por eso el Arzobispo invita a todas las capillas de adoración perpetua a poner un letrero donde se invite a los asistentes a orar constantemente por las vocaciones consagradas.

Posteriormente Mons. Romo Muñoz explicó el significado de la profesión de fe y la renovación de las promesas sacerdotales que haría el nuevo párroco. Y enseguida se llevaron a cabo los ritos de la toma de posesión de la parroquia.

Por su parte el Padre Carlos con un nudo en la garganta dio gracias a su anterior comunidad parroquial donde estuvo más de 1 año, pero de donde tuvo que retirarse por cuestiones de salud. También agradeció el gran apoyo que tuvo de parte de su vicario el Padre Ramón.

E invitó a su anterior comunidad parroquial a que lo acompañen a celebrar su 45 aniversario sacerdotal el próximo 10 de diciembre.

También el Padre Felipe agradeció a Dios por el don de la vida, ya que fue su cumpleaños, y por vivirlos con mucha alegría, al Arzobispo por su confianza, a su anterior comunidad de San José Obrero que una representación lo acompañó, y a su nueva comunidad que lo recibió, a quien compartió que llega con muchas ganas de trabajar.

Ambos sacerdotes fueron fuertemente aplaudidos después de dar sus respectivos mensajes. Al término de la celebración eucarística tuvieron un convivio.

 

Podría también gustarte...