En aquel tiempo, Jesús iba…predicando el Evangelio del reino de Dios

Viernes 21 de septiembre

 

Evangelio: Lucas: 8,1-3 


En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, administrador de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

 

ORATIO

Concédenos, oh Padre de gracia y bondad, abrirnos a la presencia de tu Reino, iniciado en la tierra con la encarnación de tu Hijo, a fin de que, liberados de todo preconcepto y miedo, podamos formar comunidades cristianas de hermanos y hermanas capaces de entablar unas relaciones nuevas, caracterizadas por la libertad y la solidaridad en el servicio.

Concédenos asimismo que nuestro corazón no se ciegue por el orgullo ni sea cautivado por la fiebre de los sofismas y de las cuestiones ociosas, como nos advierte el apóstol. Aleja de la Iglesia de tu Hijo, santa aunque pecadora, las envidias, los litigios, las maledicencias, las malas sospechas, los conflictos originados por los hombres de mente corrompida y carentes de verdad. Sobre todo, libéranos de la avidez y de la sed de ganancias. Haznos experimentar la ebriedad de esta soberana libertad vivida y enseñada por Cristo y por la comunidad apostólica de los orígenes.

 

Mons. Salvador Cisneros

Parroquia Santa Teresa de Ávila

Podría también gustarte...