Semilla franciscana en Tijuana

Pastoral de la Comunicación

Tijuana, B.C.- Desde que llegaron los franciscanos han tratado de servir a la comunidad tijuanense, sobre todo a la gente sencilla, infundiendo en ella como lo hacía Francisco, el amor a Jesús, el amor a la Iglesia, el amor a la Sagrada Escritura, la devoción a la eucaristía. Por un lado tratando de impulsar esta vivencia de la fe y por otro lado tratando de crear un ambiente de comunidad fraterno, de corresponsabilidad de inclusión.

“A nosotros nos ayuda mucho la figura y la memoria de Nuestro Padre San Francisco, eso ya nos da de por sí un boleto de entrada a un corazón abierto y una actitud muy positiva de la gente hacia nosotros y aunque la gente participa en sus templos tiene un cariño especial al Templo de San Francisco y también a nosotros”, compartió Fray Juan Ignacio Muro, responsable de la Casa de Oración de la Provincia Franciscana ubicada en Tecate.

También mencionó que con un espíritu de apertura y colaboración la Arquidiócesis de Tijuana les abrió sus puertas, con sentido fraterno, incluyéndolos como vicarios de la Vida Consagrada al Fray Marcelo, después a Mons. Fray Juan María Huerta y posteriormente a Fray Juan Ignacio. Y siempre han recibido una acogida fraterna de nuestro Arzobispo Francisco Moreno Barrón y de los obispos que le han antecedido, por lo que agradecen esa caridad.

Podría también gustarte...