Toma de Posesión del P. Juan M. Aguilar R. “Nunca te faltará el cariño maternal y la compañía en tu ministerio de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro” Arzobispo Francisco

Pastoral para la Comunicación. – La tarde del lunes, 10 de junio de 2019, en la Memoria de María Madre de la Iglesia se realizó la toma de posesión canónica en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Colonia Roma, en Tijuana B.C. Fue el Pbro. Juan Martín Aguilar Rosales quien tomó posesión como párroco de dicha jurisdicción y el Pbro. Javier José Meléndez Ortiz, quien entregó la Parroquia.

La lectura del nombramiento otorgado por el Arzobispo fue hecha por el Padre Decano del Decanato V, el Pbro. Saúl Rosario Muñoz. La Celebración Eucarística fue presidida por su Excelencia Mons. Francisco Moreno Barrón, quien compartió durante la homilía que el nuevo párroco viene a engendrar a Cristo en el alma y en el corazón de su comunidad. “Querido Padre Juan Martín, te basta ser sacerdote para ser inmensamente feliz en el seguimiento del Señor Jesús. Nunca te faltará el cariño, la oración, el acompañamiento de la Iglesia, en tu entrega de amor, en tu servicio ministerial”.

El Arzobispo le compartió también al Padre Juan Martín que siempre tendrá con él, el cariño maternal de la Santísima Virgen en su advocación de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, quien lo acompañará en el nuevo ministerio. Al concluir la homilía, el párroco entrante la renovación de las promesas sacerdotales y profesión de fe, la firma del documento que acredita la toma de posesión, seguido por la apertura de la puerta principal del templo, el toque de campanas, la entrega del bautisterio, confesionario, las llaves del sagrario, entrega de los documentos y libros de sacramentos, entre otros símbolos propios de la toma de posesión.

Mons. Francisco Moreno Barrón, expresó frente a la comunidad que era una gran bendición que estuvieran presentes tanto el párroco saliente como el párroco entrante en dicha celebración, pues: “los signos expresan lo que muchas veces no se dice con palabras”, resaltando el noble signo de la fraternidad, entre ambos sacerdotes.

Por su parte el Padre Meléndez, agradeció a la comunidad por su acompañamiento, amor y paciencia en su estancia en la Parroquia y en el proceso de su enfermedad. Animándolos a crecer como comunidad y a acompañar al Padre Juan Martín. Antes de finalizar la Eucaristía, el nuevo párroco tomó la palabra para precisar la importancia de los signos siendo estos, muestra de Dios, pues recibe a su nueva misión en el día de María Madre de la Iglesia, a quien describió como: “humilde, sencilla y siempre dispuesta”, esperando él, ser como María. Agradeció a todos los asistentes de las diferentes comunidades que le acompañaron así como al Padre Javier Meléndez por su apertura y disponibilidad.

 

Podría también gustarte...