Un ícono de brazos abiertos: El Cristo de los Álamos

Pastoral para la Comunicación.- Los brazos abiertos del Cristo Rey que se extiende sobre esta Ciudad fronteriza de Tijuana, se pueden observar desde algunos puntos de la Urbe. Se trata de la escultura cuyas características contienen una altura: 23.3 metros, con un peso aproximado de nueve toneladas y para algunos referentes de la obra el tiempo de construcción: fue de 1997 a 1999, inaugurándose un 10 de mayo en el marco del Jubileo del Año 2000, según testimonios, los escultores y trabajadores en la obra fueron el Sr. Virginio Ramírez González e hijos: Domingo, Rosendo y Gregorio.

La obra se encuentra en la Jurisdicción Parroquial de San Martín de Porres ubicada en la colonia Los Álamos. Sin embargo, la historia se remonta al +Pbro. Antonio Mata Villegas, quien fue el autor e iniciador de dicha obra. Originario de Panindícuaro, Michoacán y ganador post mortem de la Medalla al Mérito Cívico 2008. (Murió el 10 de abril de 2008), según los anales de la historia regional. El 01 de enero de 1986 el P. Mata fue nombrado párroco de la parroquia de San Martín de Porres, por el segundo Obispo de Tijuana, Mons. Juan Jesús Posadas Ocampo.

La escultura ha sido nombrado “Monumento Histórico de Tijuana”, está publicado en el libro “La ruta de los monumentos históricos de Tijuana” del autor Julio Rodríguez Barajas, Editorial IMAC. En varios artículos publicados por medios de la región se afirma que “la construcción del Cristo Rey se considera una inspiración personal del Padre Antonio Mata Villegas, el diseño tanto del Cristo como de los Ángeles fue de él, un sueño; el de lograr la Plaza de Cristo Rey que constara de la imagen de Cristo Rey, su capilla y 28 ángeles rodeando la plaza y criptas para depositar urnas con cenizas”.

Al referirse al autor se considera que “…él era artista, un artista nato que nunca buscó reconocimiento”, así lo afirmó Mons. Eduardo Áckerman, quien convivió con el presbítero Antonio Mata Villegas, en notas publicadas en la prensa de la Ciudad.

“Cristo Rey 2000”, como también se le llama por su fecha de inauguración, es la segunda escultura de Cristo más grande en México, por debajo en el ranking de la figura de Cristo Roto en Aguascalientes de 25 metros y por encima del Cristo del Sagrado Corazón de 23 metros en la carretera de cuota de Rosarito en este mismo Estado. El Cristo, está hecho de fibra de vidrio que mide desde su base 23 metros 30 cm., la cabeza del mismo mide 3 metros y en su mano cabe un hombre acostado. Se montó en capas de dos metros, una por una hasta lograr completarla.

 

Podría también gustarte...