Arquidiócesis de Tijuana, sede de la Ultreya Provincial de Cursillos de Cristiandad

Pastoral para la Comunicación. – Una Ultreya es la comunidad de quienes, desde la experiencia común de un Cursillo de Cristiandad, en actitud de conversión progresiva se sienten unidos en una sola fe, un solo Señor y un solo Bautismo y por ello sienten la necesidad de reunirse para compartir y potenciar mutuamente en sus vidas la vivencia de lo fundamental cristiano y el compromiso según la vocación personal. Etimológicamente La palabra ‘ultreya o ultreia’ es la contracción de 2 palabras latinas “ultra” y “ea” cuyo significado es “ir más allá” o “vamos más allá”, en nuestro Movimiento de Iglesia significa, “ir a la búsqueda de Cristo”.

 

Se llama también así a la reunión de reuniones donde se encuentran las personas que ya vivieron el “Cursillo”, una maravillosa experiencia de retiro por 4 días para re evangelizarlos y ayudarles a reencontrase con Dios a través de Nuestro Señor Jesucristo, y así vivir, crecer y compartir en lo fundamental cristiano.  Se les llama a estas personas sean seglares y/o sacerdotes, “Cursillistas”.

 

En la arquidiócesis de Tijuana del 4 al 7 de agosto de 1964 se llevó a cabo el Primer Cursillo, y a partir de esta fecha vamos a cumplir 55 años el próximo mes de agosto de estar organizando y realizando Cursillos, expreso el Pbro. Arcadio Ávila, quien acompaña directamente a esta comunidad de cursillistas.

 

En entrevista el Pbro Arcadio Ávila dijo para la Pastoral de la Comunicación que el objetivo de la ultreya “es ser expresión de la Fe Católica, de una comunidad eclesial que da testimonio de un Jesucristo vivo, también es testimonio de los laicos comprometidos con la Iglesia Católica y con el mundo, renovando la conciencia de las estructuras cristianas para vivir en paz con Dios y con el prójimo, para Cristificar el mundo con los Sacramentos y con su Gracia. La Ultreya es un espacio comunitario y eclesial, formado fundamentalmente por grupos de amistad, aunque abierta a incorporación de personas que pueden posteriormente integrarse a grupos del mismo Movimiento o a otros”.

 

En la Arquidiócesis, los miembros activos son alrededor de 40 personas, pero cabe mencionar que, en el transcurso de estos casi 55 años de Cursillos en Tijuana, gran número de personas, hombres y mujeres que han vivido esta experiencia están activos en sus parroquias, en distintas comunidades e incluso en otros Movimientos. El servicio que prestan en Tijuana, es buscar a personas que ya hayan recibido los sacramentos, solteros o casados que se encuentran alejados de la Iglesia, y no viven su Fe Católica, para invitarlos al Cursillo e incorporarlos a la vida de Gracia.

 

En la Ultreya provincial donde Tijuana será sede, el número de participantes que estarán en este encuentro son alrededor de 500 personas de las diferentes Diócesis que forman parte de nuestra provincia, que son Mexicali, Ensenada, La Paz, parte de Sonora y por supuesto Tijuana que en esta ocasión es anfitriona, teniendo como objetivo principal la convivencia con hermanos de las demás regiones y motivarnos para seguir con evangelización de nuestra provincia.

 

Esperamos como fruto de este encuentro, una retroalimentación humana, psicológica y espiritual de los cursillistas que asistan y, además que más personas conozcan el Movimiento y despertar en ellos el deseo de vivir esta hermosa experiencia de Cursillo. Queremos también recibir la bendición de nuestro actual Padre y Pastor Don Francisco Moreno Barrón y dar a conocer el Proyecto de Nuestra Futura Catedral Metropolitana de Tijuana. Finalizó el Pbro. Arcadio para la Pastoral de la Comunicación.

Podría también gustarte...