El Papa invita a los economistas y emprendedores del mundo a un “pacto” por la economía actual

Pastoral para la Comunicación.- El Obispo de Roma en diversas intervenciones ha subrayado con agudeza que “los poderes económicos continúan justificando el actual sistema mundial, donde priman una especulación y una búsqueda de la renta financiera que tienden a ignorar todo contexto y los efectos sobre la dignidad humana y el medio ambiente”. En otros momentos ha declarado  que “el crecimiento de los últimos dos siglos no ha significado en todos sus aspectos un verdadero progreso integral y una mejora de la calidad de vida (…) Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos’’.

Desde esta lectura se puede concebir la iniciativa del Papa Francisco, quien ha  convocado a todos los economistas y emprendedores del mundo a participar en un evento que tendrá lugar entre el 26 y 28 de marzo de 2020 en Asís, y en el que se realizará el “pacto” de cambiar la economía actual. El evento se ha titulado “Economía de Francesco”, un acontecimiento  que – tal y como asegura en la carta – le permitirá “conocer a quienes hoy se están formando y están empezando a estudiar y practicar una economía diferente, una que da vida y no mata, incluye y no excluye, humaniza y no deshumaniza, cuida la creación y no la despoja”.

Además, serán convocados algunos de los mejores académicos y expertos en ciencias económicas que hoy ya están comprometidos en todo el mundo con una economía compatible con este marco ideal. Este encuentro ayudará a “conocerse mejor” y a hacer un “pacto común” para cambiar la economía actual y dar un alma a la economía del mañana: “a través de un “pacto” común, promoveremos un proceso de cambio global que vea en comunión de intenciones no solo a los que tienen el don de la fe, sino a todos los hombres de buena voluntad, más allá de las diferencias de creencia y nacionalidad, unidos por un ideal de fraternidad atentos sobre todo a los pobres y excluidos” escribe Francisco en la carta.

Podría también gustarte...