“Niños de los cinco continentes preguntan al Papa Francisco”

Pastoral para la Comunicación.- Por primera vez en el 2016 el Papa Francisco entra en diálogo con niños de todo el mundo confiando a los más pequeños sus reflexiones sobre la vida y la fe, con palabras simples, concretas y a veces sorprendentes. ¿Qué es lo que hacia Dios antes de crear el mundo? ¿Qué será de nuestros seres queridos después de la muerte? ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que ha tenido que tomar en el cumplimiento de su misión? son algunas de las preguntas de los niños que el Obispo de Roma responde en el libro, con palabras meditadas y motivantes.

Resultado de las cartas enviadas al Papa Francisco fue el libro “El amor antes que el mundo”  editado en Italia por Rizzoli (82 pg.) La idea original es de la editorial de los jesuitas estadounidenses la “Loyola Press” en colaboración con el director de la Civiltá Cattolica, Antonio Spadaro.

En las misma palabras del Pontífice comento: “Una vez, un chico me preguntó: ‘Padre, ¿qué hacía Dios antes de crear el mundo?’”, expresó Francisco en Filadelfia, EEUU, ante las sonrisas de los asistentes en el Festival de las Familias (27 de septiembre de 2015). “Les aseguro que me costó contestar”, añadió. Cuando un niño pregunta, el mundo complicado de los adultos se dobla a la inocencia y a la agudeza de lo esencial.

El misterio de la vida, la fe y el sufrimiento en la pregunta de William: ¿Qué haría si pudiera realizar un milagro? El Papa responde: “Si pudiera cumpliría un milagro: curaría a todos los niños que sufren”.

“No he logrado aún entender por qué los niños sufren”, en varias ocasiones ha reflexionado el Papa. “Para mí es un misterio. No sé dar una explicación. Me interrogo sobre esto. Rezo pensando en esta pregunta: ¿Por qué los niños sufren? Es mi corazón que se interroga. Jesús ha llorado y llorando ha entendido nuestros dramas. Yo busco entender. Si pudiera hacer un milagro, curaría todos los niños”.

¿Qué pasa con nuestros seres queridos después de la muerte?¿Tenemos todos un ángel de la guardia, también los malos? ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que el Papa ha tenido que enfrentar? Estas son algunas de las preguntas enviadas en las treinta cartas dirigidas al Papa provenientes de los cinco continentes.

¿Por qué la guerra?

También hay preguntas sobre la guerra y las atrocidades, como la de un niño de Nigeria, que quiere saber cómo podría resolver esos conflictos. “Hay que ayudar a las personas de buena voluntad a hablar mal de la guerra. Yo no puedo resolver los conflictos del mundo. Pero tú y yo podemos intentar hacer de esta tierra un mundo mejor. Hay que convencer a todos de que la forma mejor de ganar una guerra es no hacerla. No es fácil, lo sé. Yo lo intento. Inténtalo tu también”.

 

¿Por qué te gusta el fútbol?

Un niño chino le preguntó por qué le gusta el fútbol. “Nunca aprendí bien la técnica del juego – dijo Francisco-. No tengo los pies ágiles. Pero me gusta mucho ver al equipo en el campo porque es un juego de solidaridad”.

De Reino Unido llega la pregunta sobre cuáles son las decisiones que más cuestan al Papa. ”Son muchas -admite- pero si tengo que decirte el tipo de decisión que me resulta más difícil es la de quitar a alguien de un puesto de responsabilidad o de una posición de confianza o de un camino que está recorriendo porque no es apto para ello”.

Es un libro que aborda varios temas con sencillez y responde a los niños, pero, asimismo a los abuelos, a los padres de familia, a los maestros, y a todos los que aman a los niños o buscan la inocencia perdida.

También está dirigido a aquellos que buscan a Dios entre nosotros, en las pequeñas cosas y en la sencillez (Mat 13,31).

Podría también gustarte...