Papa Francisco: el “mal de la murmuración” divide dentro y fuera de la Iglesia

Pastoral para la Comunicación. – En la reciente catequesis del Papa Francisco en el último miércoles del mes de septiembre 2019 aseguró que la calumnia es un “cáncer diabólico” que nace “de la voluntad de destruir la reputación de una persona, agrede al cuerpo eclesial y lo daña gravemente”. Asimismo, predicó sobre el “mal de la murmuración” que se presenta no sólo dentro de la Iglesia, sino también fuera.

El Papa continuó la serie de catequesis sobre el libro de los Hechos de los Apóstoles y centró su meditación en el tema: “Esteban” lleno del Espíritu Santo “(Hechos 7.55). Entre los primeros siete “diáconos” escogidos por los apóstoles, rememoró a Esteban y Filippo, que se destacan de una manera particular. “Esteban evangeliza con fuerza y ​​parresia, pero su palabra se encuentra con la resistencia más obstinada.” Así, Esteban fue directo con sus palabras para responder al mal de la murmuración, a los “reproches contra los nuevos diáconos” y en testimoniar a Jesús: “hablaba claro, con la verdad”.  Esto provoca la reacción violenta de los adversarios de la fe, y Estaban es sentenciado a lapidación.

Francisco insistió que la figura de Estaban demuestra la verdadera “naturaleza del discípulo de Cristo”. Ya que la Iglesia de hoy es rica en mártires, está irrigada por su sangre que es “semilla de nuevos cristianos” y asegura el crecimiento y la fecundidad del pueblo de Dios. “Los mártires no son “santitos”, sino hombres y mujeres en carne y hueso que, como dice el Apocalipsis, “han lavado sus vestiduras, haciéndolas blancas en la sangre del Cordero” (7,14). Ellos son los verdaderos ganadores”, expresó.

Podría también gustarte...