Redes sociales, Jóvenes, y Sínodo: una encrucijada actual

Pastoral de la Comunicación/(Vatican News)

Tijuana, B.C.- El Prefecto del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, Paolo Ruffini,  comentando en entrevista para los medios vaticanos, a propósito del actual tema elegido por el Papa para la próxima Jornada de las Comunicaciones Sociales: “Somos miembros de un mismo cuerpo” (Ef 4,25). De la community a las comunidades”, el prefecto, enfatiza el diálogo y el encuentro para superar el virus de la comunicación narcisista y autónoma, que divide en lugar de reconciliar.

En la que subraya, la urgencia de hablar a la persona toda entera para vivir la dimensión de la comunidad, incluso en los tiempos de las Redes Sociales. Ya que frecuentemente dividimos el intelecto del corazón y del alma. Y este es el virus de lo que Francisco ha llamado “cardiosclerosis”. El corazón se endurece.

Considerando que las Redes Sociales han transformado la sociedad de la comunicación en una sociedad de la conversación. Son el lugar donde se forman nuestras identidades, especialmente las de los más jóvenes.

En consecuencia el riesgo de nuestro tiempo es el de construir tribus en lugar de comunidades. Tribus basadas en la exclusión del otro.  Por el contrario, la conversación puede construir relaciones reales, hermosas y sólidas. O también, alimentarse del odio, del mecanismo del enemigo-amigo, y cuando esto sucede no existe una relación real; el riesgo es caer de espaldas convencidos de que estamos avanzando.

Devolver a la Red su más bello significado. ¡No algo que te atrapa, sino algo que te libera, y que te hace un instrumento de libertad! La comunión es el mejor antídoto contra todo lo que es falso. En este sentido, los jóvenes buscan la comunidad precisamente porque todavía no han perdido la necesidad de relación, de encuentro, de diálogo. De manera que las comunidades en las redes sociales deben construirse sobre la base de una auténtica y verdadera relación entre las personas, todas ellas en su conjunto, aunque vivan en la dimensión incorpórea de lo digital, que es real y no virtual, explicó el experto en dicha temática.

Podría también gustarte...