“Ningún sacerdote puede hacer el ministerio a su manera será siempre unido a la Iglesia y con los criterios evangélicos”, Arzobispo Francisco en la Toma de Posesión de la Parroquia Santo Niño de Atocha

Pastoral para la Comunicación. – El pasado miércoles santo, durante la Santa Misa Crismal, el Arzobispo Francisco Moreno Barrón anuncio una lista de cambios de párrocos dentro de la Arquidiócesis de Tijuana, mismos que desde el mes de mayo se han realizado en diferentes jurisdicciones parroquiales.

En este contexto el 11 de junio de 2019, se realizó la Toma de Posesión de la Parroquia Santo Niño de Atocha de la Colonia Vicente Guerrero de esta Sede Episcopal por manos del Arzobispo Francisco Moreno Barrón al Pbro. Jorge Ramiro Hernández Lázaro, quien actualmente también coordina la Pastoral de la Salud en la Arquidiócesis. El Padre Decano, Jesús Monjarás Macías hizo la lectura del nombramiento de nuevo párroco, este documento leído frente a los fieles presentes, alienta al sacerdote a mantenerse esforzado en el cumplimiento de los servicios pastorales que la Iglesia de Tijuana le pide, apoyando todas las iniciativas que promuevan el espíritu evangélico y la justicia social.

De los signos que acompañan la toma de posesión se encuentra la Profesión de Fe y renovación de las promesas sacerdotales frente al Obispo, seguidos de otros momentos, como la entrega de la pila bautismal, el Sagrario donde está la reserva del Santísimo Sacramento, entrega de la sede presidencial, etc.

Durante la celebración el Arzobispo, Francisco Moreno Barrón compartió: “En el nombramiento que le otorgo al Padre, le invito a vivir un espíritu pastoral en comunión con su obispo y en íntima fraternidad con sus hermanos presbíteros.  Un sacerdote que celebra su ministerio sacerdotal aislado, al margen de los demás sacerdotes, expone gravemente su vida sacerdotal y no tiene sentido lo que realiza, porque la Iglesia es comunión. Ningún sacerdote puede hacer el ministerio a su manera debe ser la manera y estilo de Jesús, siempre unido a la Iglesia y con los criterios evangélicos’’.

El Pbro. Carlos Castillo entregó la parroquia Santo Niño de Atocha, quien además de dar la bienvenida al P. Jorge a su nueva casa, se despidió de la que fue su comunidad por siete años, dijo sentirse preparado para iniciar los rumbos y cambios que Dios le marque a través del Arzobispo. El nuevo Párroco, también responsable de la Pastoral de la Salud, saludo por primera vez a su comunidad diciendo: “Los invito a una aventura, la aventura del encuentro con Dios, me siento en casa con ustedes, los invito a que juntos sigamos impulsando la parroquia, enamorándonos de Cristo desde este lugar que es un pedazo de cielo, todo bajo la guía del Espíritu Santo y María Santísima que nos cubre con su manto’’

Al finalizar la Eucaristía los fieles de Santo Niño de Atocha, amigos y familiares del nuevo párroco compartieron un tiempo de convivencia fraterna.

Podría también gustarte...